No te van a querer.

El único feminismo que les va a gustar es el que diga que el feminismo no existe y/o que no es necesario porque o es una cuestión “que no tiene género (ojo, el feminismo tampoco tiene género porque el género no existe)”, o ya está superado porque “esas cosas pasaban antes” o incluso que el patriarcado no existe, o existe exclusivamente en “la mente” de algunas personas, que pueden más o menos a voluntad “liberarse” de él.

Anuncios
Remember what I told you,
if they hated me they will hate you.
Sinéad O’Connor. Black Boys on Mopeds.
Ahora te dicen que las sufragistas son las feministas “nobles y respetables” y que el feminismo radical “de ahora” se fue al carajo, feminazis de mierda que nos van a castrar al nacer. Pero mirá que a las sufragistas también las odiaron todo lo que pudieron. No te confundas, el que te dice que hay un feminismo aceptable pero que lo que vos hacés es pasarse de rosca, te lo diría aunque estés pidiendo permiso en puntitas de pie para que por favor si pueden cagarnos un poco menos a trompadas no mucho pero capaz un poco menos gracias gracias. No las querían. No las quisieron. Las desacreditaron, como a vos, les tomaron el pelo, como a vos, les dieron bastante palo, como probablemente te den si dejás las puntitas de pie, las alimentaron a la fuerza, las metieron en cana. Decían que darles el voto era darle entrada al Apocalipsis. Que empezaba con eso el fin del mundo, la tragedia para los hombres, la aniquilación de la vida. Como ahora cuando decís que querés voto pero no piropo o algún otro aberrante reclamo feminista que hace peligrar el equilibrio del universo. 
suffr3
El único feminismo que les va a gustar es el que diga que el feminismo no existe y/o que no es necesario porque o es una cuestión “que no tiene género (ojo, el feminismo tampoco tiene género porque el género no existe)”, o ya está superado porque “esas cosas pasaban antes” o incluso que el patriarcado no existe, o existe exclusivamente en “la mente” de algunas personas, que pueden más o menos a voluntad “liberarse” de él.
 
Si tu feminismo dice que vivimos en un sistema que oprime estructural e individualmente a las mujeres en todos los aspectos de sus vidas, tanto públicos como privados, tanto personales como políticos, y muy especialmente en aspectos relacionados a la sexualidad y las instituciones relacionadas con “la familia”, en particular con la maternidad, y si tu feminismo dice que eso no obedece a lo que se conoce como “la Naturaleza” ni a designio o diseño divino alguno,  sino que se trata de una construcción, y que no es una manera aceptable ni digna ni justa de vivir y si además tu feminismo dice que esta situación de opresión está absolutamente desenfrenada en un mundo donde el mapa de la despreciable industria sexual que es uno de los tres negocios que mueve más dinero en el planeta no deja país sin cubrir y donde el mapa de las muertas, traficadas, prostituidas, golpeadas, violadas, pornificadas, sacrificadas y todos los etcéteras no deja rasgo fisonómico, franja etaria, índice de masa corporal, nivel educativo, clase social ni zona horaria sin cubrir, y que por lo tanto, el asunto debe tratarse con la urgencia y el respeto que merece, y si tu feminismo dice que es absolutamente prioritario que las mujeres, las hembras humanas especialmente afectadas por este sistema puedan organizarse para luchar por su liberación y también por la transformación más amplia de este sistema, este heteropatriarcado capitalista, en cuya creación y sostén desde el poder han participado casi exclusivamente varones, porque son quienes lo han ejercido casi exclusivamente desde hace varios miles de años, al punto de que las presencias femeninas en toda área de la vida académica, científica, política, etc se pueden reducir a pocas anécdotas tan inspiradoras como engañosas, y al punto de que en casi cualquier país de este mundo que compartimos con los varones a quienes damos la vida y la teta y la vida, el lugar más peligroso para la supervivencia de una mujer es su lecho matrimonial, o al punto en que todos los días varios millones de varones les hacen, al rayo de sol y en sótanos sórdidos, cosas innombrables a millones de mujeres y niñas y mujeres que eran niñas pero bien chiquitas las hicieron mujeres, así que de niñas les queda solo el tamaño, poniendo plata o poniendo un anillo o poniendo la sotana o poniendo la túnica o poniendo la fuerza nomás, es decir si tu feminismo no concibe una forma de organización social que avale y que descanse sobre ninguna opresión, y sostiene que en la raíz de todas las desigualdades atroces con las que convivimos quienes vivimos y quienes malvivimos está la desigualdad entre varones y mujeres, tampoco te van a querer.
suff1
Si tu feminismo, a pesar de las ganas de no morir lapidado bastante más literalmente que cuando los neomachistas hablan de la inminente inquisición feminazi, no tiene más remedio que analizar las relaciones entre los varones y las mujeres en el marco de la opresión patriarcal, aunque más no sea porque está ahí en tu cara y te rompe los ojos y no podés hacerte la tarada solo con la esperanza remotísima de que JUSTO a vos no te pase lo que sabés desde casi antes de nacer que pasa en todas partes, y entonces, sean como sean  los varones de tu vida particular o personal, (o como en cada momento te va pareciendo que son, porque cuanto más se estudia algo, más se conoce), los quieras muchísimo, poquito o nada, no podés eliminar de tu análisis y práctica política y personal el dato de que el hecho de ser varón o ser mujer no es un dato que pueda obviarse para nada, nunca, porque se trata de una clase, categoría, grupo, casta que o bien es la opresora o bien es la oprimida y nunca es lo mismo ser el parabrisas que el mosquito. Y por eso no te van a querer.
13614950_10208920588988430_7615312888948534694_n
Porque tu feminismo te va a obligar a decir que los hombres matan y violan, sobre todo mujeres y sobre todo mujeres cercanas a ellos y sin viceversa, porque las mujeres abandonadas son caricaturizadas como criaturas desbocadas del averno, pero estadísticamente no son las que rocían con nafta a sus maridos después de sacarles los ojos,  ni las que pagan por acabarles en la cara hinchada, machucada y brillosa de tanto sudor y saliva y mugre encima mientras les gritan sucia puta de mierda a los varones. las salvajes, las peligrosas, las terribles son el bando de las que aparecen en bolsas negras. ¿no te da miedo pensar cómo es el bando de los que ponen a las malvadas, a las peores y a las putas de mierda en bolsas de consorcio? ¿no es obvio que el grupo peligroso es más bien el que tiene entre sus filas al 98% de las personas que perpetran una violación sexual? (no dice lo que no dice, eh? porque nunca falta un engendro que aprovecha acá mismo a dar grititos porque dice que ahí dice que todos los tipos violan gente, yo no digo eso porque en este momento no estoy hablando de eso) ¿al menos un poco más peligroso que el que contiene al 90% de las víctimas de violación sexual, es decir no de las personas que forzaron su entrada en el cuerpo de otro ser que no lo deseaba, sino de las otras? ¿un poco más peligroso el respetable contador católico que al mediodía se pega una escapada a un privado y le da un poco de masa a una chica que parece que tuviera 15 y capaz los tiene y que parece no ser de acá ni querer estar ahí recibiéndolo por un par de pesos que él le da al proxeneta que también cada tanto le da un poco, para irla domando que la chica prostituida?   sí, claro. da pila de miedo. por eso lo más terrible que podés hacer es empezar a mirarlos a ellos. sobre todo a los que tenés más cerca.
Te dicen que la lucha por los derechos de las mujeres es justa si no se te va la moto, pero vos sabés que van a decretar que la moto se te fue ante cualquier movimiento, acción, idea o planteo tendiente a que las mujeres, en tanto grupo oprimido, puedan organizarse para luchar por su liberación, sin la cual no es posible siquiera imaginar la igualdad ni la equidad ni la fraternidad ni ninguna otra palabra respetable y honorable bordada en banderas heroicas. Perdé cuidado que tu feminismo va a ser de esos “que avergüenzan a las verdaderas feministas” a las que, creéme, también odiaban.
forcefeed

One thought on “No te van a querer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s